jueves, 25 de noviembre de 2010

L*

Doctor, doctor... ya he enfermado crónicamente...
Tengo una enfermedad incurable! Mi tratamiento es durante el fin de semana...
Se trata de reencuentros, mucho amor, caricias sin medida, besos sin final, miradas que digan todo y una buena dosis de mimitos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada