viernes, 17 de enero de 2014

Algo así como un principio.

Y si, todo comenzó un jodido fin de semana de octubre de 2010. Un jodido partido con una jodida esguince de 2º grado en el tobillo izquierdo, chupando banquillo y llorando cual niña pequeña que no se quiere ir del parque. Me costó una semana larga de castigo,
sin salidas a la calle por volver a lesionarme, y tener mucho reposo.

Una mañana hambrienta en el instituto y la cercanía de una amiga con desayuno gratis.
Toqué al portero, 5F. Lore muy educada y amigablemente me invito a pasar con ese acento medio cordobés medio malagueño que tiene, diciendo las dos preciadas palabras de ''no quiero'' cuando le pedí que me abriese.
Unos 9 meses atrás, termino la fatídica relación con mi primera novia, llámese X, en la cual terminamos cada una por nuestro lado viéndonos una vez al mes para retomar algo que sabíamos que no tenía remedio.

Pues bien, me encontraba en el salón de Lorena, bebiéndome un batido de vainilla, sentada en el sofá mientras charlábamos sobre la gente de Málaga, y el asco que dan algunos y algunas. Lorena, chica rubia, hetero, aproximadamente 1'65 de altura y con la que si paseas por Málaga es capaz de pararse 5 veces en la misma calle saludando gente. No sé cómo, pero se me ocurrió la genial idea de que me presentara gente, que estaba muy quemada de la gente que ya conocía.

-Lore, a ver si salimos del circulo vicioso este que tenemos, quiero conocer gente nueva, estoy cansada de las mismas caras de siempre, las mismas fiestas, con los mismos problemas.
-Tú lo que quieres es que te encuentre una churri, Marina. Y en ese ambiente tu conoces más gente que yo y lo sabes.
-Ya nena, pero quizás la gente que conoces, conoce a otra gente y esa gente a otra gente y así conocemos más gente.
-A ver, yo conozco a una chavala que se que te va a gustar, es muy, muy mona, pero tiene un problema.
-¿Hetero?
-No, precisamente hetero no es.
-Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Es camionera? Lore no por favor, ¿eh?
-Mira, yo te voy a enseñar fotos y ya me dices.

Desde el salón al cuarto no quiso contarme más sobre esa chica. Lore tan solo me decía ''cállate y ahora la verás, impaciente.''
Cuando me empezó a enseñar foto no me sonaba de nada su cara, los sitios donde se hacían esas fotos, la gente con la que salía, nada. Pera tenía una cara muy linda. Ojos grandes marrones, castaña de pelo largo, flequillo. No muy morena de piel, más bien blanquita. Nariz pequeñita, sonrisa con labios carnosos y dientes blanquitos. La forma de sus dientes un tanto llamativa. Tenía las paletas montadas, pero era una sonrisa preciosa. En este caso, no era nada camionera. No tenía mucha pinta de bollito, más bien de hetero pasota. Pantalones cagados, no muy anchos, camisetas con un poco de escote y chaquetita encima, no cerrada del todo. Con ''nikes'' por zapatos o victorias con cordones, sí, con cordones. Me parecía una chica muy mona, muy normalita. Siguió enseñándome fotos y cada vez me llamaba más la atención, no veía dónde estaba el problema.

-¿Qué, a que es guapa? -Afirmaba Lorena mientras veía como se me abrían los ojos como platos. Creo que en ese instante se me llegó a olvidar el problema.
-Sí nena, bastante. No sé por qué no la conozco todavía.
-¿Te acuerdas que te hablé de mi compañera de habitación de campillos?¿La sevillana que me recordaba un montón a ti?
Vale, genial, era de Sevilla. Ahí esta mi problema.
-Sí Lore, me acuerdo.

Ella seguía pasando fotos mientras tanto, hasta que llegó a una. Vestido morado, pelo rizado, super linda. No pude evitar mi abrimiento de boca en señal de ''OH DIOS MIO''
-Bueno, venga Marina, métete en tu Tuenti y la agregas.
-¿Tú estás loca? Paso, voy a parecer una motivada, ahí, agregándola por la cara.
-Bueno, no te preocupes que ya le digo yo que te agregue ella.

Efectivamente, no me dio tiempo a argumentarle toda la vergüenza que me daba cuando le mandó un privado diciendo ''Agrega a mi amiga Nicka Liz''. Los colores de mi cara iban aumentando a medida que se mandaba el privado. En ese instante recordé mi media hora de recreo y el bonito examen de Compra-Venta al que llegaba tarde. Corriendo le di un beso en la cara a Lorena, cogí un croissant y otro batido de vainilla y volé al ascensor dirección instituto.

Cuando llegue a casa, mi madre, como siempre, se quejaba por la hora a la que había llegado, ya que habían comido todos y quedaba mi parte de paella fría en la paellera. No puse muchas pegas, porque el arroz me encanta y no le hago ascos comiéndolo en frío. Terminé de comer y fui para mi cuarto en busca de Tuenti para hacer planes con Caro y me encontré una petición de amistad. ''Lauri F. S.: :)''
Se me había olvidado por completo que Lorena le había mandado el privado, aunque tampoco pensé que fuera a hacerle mucho caso.
                                                                        




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada