viernes, 17 de junio de 2011

G.

Sucias palabras... tus insultos ya no me dañan...
Sucio tú y tus manos crueles que sólo destruyen y no aman.

La historia de tu vida no acaba grandullón,
aún tengo que dar mi do de pecho...
tengo que demostrarte que valgo mucho mas que lo que tu me demuestras diariamente...

Algún día te quedarás sólo, gordocabrón...
y ese día te mirare con el sentimiento que llevas haciendo crecer en mi año tras año, bronca tras bronca, amenaza tras amenaza...
ese día terminaras viendo lo que eres para mi...
Lo que te convertiste años atrás y que no te das cuenta...
Estas destruyendo tu propia historia tú solito, despues no quiero llantos...

Después no quieras que te den todo, ni mucho menos intentes buscarme pues el día que yo me vaya de aquí me habrás perdido para siempre... No obstante tienes hasta ese día para arrepentirte...

No te odio porque seria darte mucha importancia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada